Fundación Io

Pintura e infección

Triste Herencia

de Joaquin Sorolla y Bastida.

Por el Dr. Alberto Ortiz

A finales del siglo XIX, Joaquín Sorolla Bastida pinta una serie de cuadro de temática social: “Aún dicen que el pescado es caro”, “Cosiendo las velas”, “La vuelta de la pesca” y “Triste herencia”. En esta última nos muestra a un grupo de niños pertencientes al asilo de San Juan de Dios bañándose en la playa de Cabañal en Valencia. El fraile encargado de la custodia está ayudando a un niño que camina con muletas y cuyas extremidades inferiores están sumamente delgadas, recordándonos una sintomatología parecida a una poliomielitis. No es el único niño que vemos con muletas. Podemos observar otros dos: uno en primer término y otro al fondo bañándose en el mar.

 Triste Herencia

La poliomielitis es una enfermedad contagiosa causada por la infección con el poliovirus, el cual se transmite por contacto directo de persona a persona, por contacto con las secreciones infectadas de la nariz o la boca o por contacto con heces infectadas.El virus entra a través de la boca y la nariz, se multiplica en la garganta y en el tracto intestinal donde es absorbido y se disemina a través de la sangre y la linfa, extendiéndose por los tractos nerviosos afectando a varias partes del sistema nervioso central. El periodo de incubación oscila entre 4 y 35 días.

Pintor: Joaquin Sorolla y Bastida.
1863-1923. Escuela española.

Título: “Triste herencia ”.
1899. Colección privada, Bancaja. España

Características: Óleo sobre tela.

Habitualmente, el cuadro evoluciona hacia la curación en 8 - 12 días. Pero, si sigue su curso, aparecen las parálisis. Los músculos más afectados son los del hombro, brazos, muslo, glúteos y del tórax. Si la enfermedad progresa puede lesionarse la región que controla la respiración, llevando a la muerte si no se toman las medidas adecuadas.

Suscríbase al Newsletter

Introduzca su email para recibir nuestro boletín y mantenerse informado de próximos eventos y actividades.


Polí­tica de privacidad